Mermelada casera de tomate

Desde pequeña, en mi casa, he visto hacer conserva: desde la primavera hasta el otoño. El verano está especialmente dedicado a las frutas: melocotón, cerezas y pera en almíbar, mermelada de fresas, ciruelas, melocotón y albaricoque… Pero nunca se ha hecho mermelada de tomate. Así que este año he tomado las riendas y he hecho por primera vez (aunque este verano ya he hecho varias veces) mermelada de tomate!

Con esta receta (nueva para mí) quiero participar en el concurso de Conservas – Cosas de verano del blog La cocina virtual de Daniela & Toni

  INGREDIENTES

  • 1 kg tomates (preferiblemente de pera)
  • ½ kg azúcar
  • Zumo de 1 limón

** Las medidas respecto a 1 kg de la pulpa del tomate una vez escaldados

Pasos

  • Lavar los tomates (preferiblemente de pera ya que tienen más carne, menos agua y menos pipas).
  • Escaldar los tomates: echar los tomates en una cazuela con agua una vez esté hirviendo y sacarlos cuando hayan pasado 5 min.
  • Reservar hasta que se enfríen para poder manipularlos.
  • Quitar las partes feas de los tomates, pelarlos y quitarles las pepitas. Yo para hacer esto he utilizado una máquina (la de la foto) que separa la pulpa del tomate de la piel y quita todas las pepitas.
  • Pesar la pulpa resultante y colocarlo en una cazuela. Añadir la mitad del peso de la pulpa en azúcar. Añadir el zumo de limón (siempre proporcional a las medidas) y cocer durante 35-40 min revolviendo con cuidado para que no se pegue el azúcar.
  • Para que la mermelada se mantenga durante meses hay que cocerla, por lo que una vez que se haya enfriado se rellenan los botes de cristal y se cierran. Se pueden cocer los botes en una cazuela cubriéndolos de agua durante 20 min.

Presentación

Para la primera prueba hice…. unas tostadas con queso fresco y mermelada!

Anuncios