Próximo reto: mirar por el objetivo

Los 365 días del año son todos iguales o eso dicen. Entonces, ¿por qué cuándo llega septiembre (y enero) no hago más que pensar en nuevas cosas por hacer, objetivos que cumplir y temas que aprender?
Creo que aunque seamos mayores esa vuelta al cole en septiembre nos sigue afectando aunque sea un poquito. Mi objetivo más cercano es aprender fotografía. Seamos realistas, me conformo con ir aprendiendo todos los botones que tiene mi cámara (Nikon D3100) y que tengo desde hace unos meses. He hecho algún avance: ya no utilizo el modo automático!! :-) Y ya entiendo cuando me hablan de apertura, ISO, velocidad de obturación y balance de blancos. Claro está que otra cosa es que sepa utilizarlos correctamente, tiempo al tiempo.

Para empezar:

Me gustaría salir a la calle con la cámara más veces para practicar y participar en grupos de flickr para aprender. De momento he participado por primera vez en el grupo de Flickr de Luisa Morón en el tema de septiembre: Contrapicados con estas dos fotografías:

Tiovío del parque de atracciones Tivoli de Copenhague, el segundo parque de atracciones más antiguo de Dinamarca y en pleno centro de la ciudad.

Torre de la Colegiata de Berlanga de Duero (Soria)

Anuncios

La mejor receta de Navidad

La mejor receta para la Navidad; bueno, yo soy partidaria de cocinarla más a menudo. Soy de las que piensa que los días especiales son todos y no sólo unos pocos.

Ingredientes

1 kg de recuerdos infantiles
2 tazas de sonrisas
2 kg de esperanza
100 gr de ternura
5 latas de cariño
40 paquetes de alegría
1 pizca gorda de locura
8 kg de amor
5 kg de paciencia
2 cucharadas de sensualidad.

Pasos

  • Limpia los recuerdos, quita la parte que no sirva, agrégale, una a una las sonrisas, hasta formar una pasta suave.
  • Añade la esperanza y deja que repose hasta que doble su tamaño, añádele la alegría y mezcla con todo el cariño, más la sensualidad que encuentres.
  • Incorpora la paciencia, la locura, y la ternura, resérvalo aparte, diluye el amor y cúbrelo en la mezcla anterior.
  • Hornéalas toda tu vida en el corazón.

Consejo
Puedes agregar dos cucharadas de comprensión y trescientos gramos de comunicación para que esto dure toda la vida.

¡¡ Feliz Navidad !!

El otoño…

Hace más de un mes que entró el otoño y aún nos acompañan los rayos del sol. Hay que aprovechar mientras se pueda, hasta que el otoño llame definitivamente a nuestras puertas y se instale el frío y la lluvia…

Tengo que reconocer que no es mi estación favorita, porque para mí es el principio del invierno. Pero es indudable que los colores que hay ahora en ninguna otra estación se ven: amarillo, marrón, rojizo… Dar un paseo rodeado de estos colores no tiene precio. Pasen y vean…

¿Buenas y malas personas?

El otro día en Asuntos Propios escuché por primera vez hablar del Experimento de la cárcel de Stanford. Me llamó tanto la atención que no he podido evitar buscar por Internet más datos sobre él. Si queréis escuchar el podcast del programa: aquí.

¿Existen las personas buenas y malas? ¿El modo de comportarse depende de los genes? ¿O también influye el entorno?

Esto es lo que quiso demostrar un equipo de investigadores liderado por Philip Zimbardo de la Universidad de Stanford en 1971 a través de: “El experimento de la cárcel de Stanford“. Al experimento se presentaron 70 voluntarios (por 15$ al día) del que se seleccionaron a los 24 más estables (emocial y psíquicamente). De ellos, a la mitad les tocó ser prisioneros y a la otra mitad carceleros. Lo que iba a ser un experimento de 1 o 2 semanas se tuvo que suspender a los 6 días: los prisioneros habían caído en la desesperación y los carceleros habían modificado su comportamiento y se habían convertido en sádicos.

La conclusión a la que llegaron los investigadores es que no existen las buenas ni las malas personas: en todas anida un mal que aparece según las circunstancias.

En qué consistió el experimento:

El 17 de agosto de 1971 detuvieron a los 12 voluntarios que iban a ser prisioneros. Actuaron como una situación real: les leyeron sus derechos y tomaron huellas dactilares y los llevaron al edificio de Psicología de la Universidad de Stanford (donde recrearon una cárcel). Durante las primeras horas todo transcurrió como un juego entre prisioneros y carceleros pero esto cambió poco a poco. Durante el resto de días los prisioneros empezaron con crisis emocionales (dos de ellos tuvieron que ser retirados del experimento) y los carceleros se volvieron sádicos y crueles.

Más info

Experimento de la cárcel de Stanford
Psicología humanizada
Derecho penitenciario

8 de marzo

Feliz Día de la Mujer Trabajadora

No andes siempre delante de mí,
porque podría no seguirte.
No andes siempre detrás de mí,
porque podría perderte.
No te pongas debajo mío,
porque podría pisarte.
No te pongas encima de mí,
porque podría sentir que me pesas.
Camina siempre a mi lado
PORQUE SOMOS PARES.

(Jorge Bucay)

No soy partidiaria de las celebraciones y menos de celebraciones que no deberían ser tal. ¿Día de la mujer trabajadora? ¿Acaso se debería conmemorar? Para que haya algún día que en el que no haya que celebrar nada.

Si las empresas lo hacen…

Conseguir trabajo hoy en día es toda una aventura. Procesos de selección interminables, requerimientos que rozan lo imposible para gente sin experiencia, y ya que lo comentamos, experiencia imprescindible, que por otro lado es imposible tener cuando recién terminados tus estudios tratas de incorporarte al mercado laboral.

Dicen las empresas que hoy en día no te puedes fiar de nadie, y que tal y como están las cosas, lo que sobran son candidatos. Pero…si las empresas lo hacen, ¿por qué no nosotros?

Navegando por la red he encontrado este simpático curriculum, para un proceso de selección de empresa…¿creéis que alguna cumplirá los requisitos?

CV encontrado en: jacobo.tarrio.org